Rawson BPO

EL BIG DATA EN LA VIDA COTIDIANA

EL BIG DATA EN LA VIDA COTIDIANA

El Big Data afecta a miles de aspectos de nuestra vida cotidiana. Realizamos muchas acciones de forma rutinaria sin saber que eso es gracias al uso de esta disciplina.

¿Qué es el Big Data?

Podemos definir el Big Data como una tecnología que permite manejar los millones de datos que se generan en la sociedad de hoy en día (emails, imágenes, “me gustas”, búsquedas en navegadores, etc.). Esta se encarga de entender e interpretar grandes volúmenes de datos.

Hoy en día el Big Data es omnipresente, afecta a prácticamente todos los momentos de nuestro día a día. Además, está tan inmerso en la sociedad que muchas veces no somos conscientes de su presencia en nuestra actividad.

Algunos de los sitios más comunes donde encontrarlo:

  1. Usos de servicios streaming:

La mayoría de nosotros hemos utilizado alguna vez plataformas como Netflix para ver series o Spotify para reproducir nuestra música favorita, y en ambas suelen hacer recomendaciones personalizadas, analizando aquello que hemos reproducido con anterioridad. Recogen datos de nuestra actividad en estos servicios para ofrecer una experiencia adaptada a nuestros gustos.

  1. GPS /” Maps” del móvil o el ordenador:

Hoy en día, cada vez que necesitamos llegar a un sitio desconocido, solemos emplear aplicaciones de mapas para que nos dirijan hasta allí o para localizar el sitio. Pues bien, estos movimientos que emitimos a través de los dispositivos son una importante fuente de datos.

  1. Compras en Internet:

El e-commerce ha impulsado el Big Data. Con la digitalización se han impulsado las ventas en el comercio electrónico, y gracias al análisis masivo de datos se pueden conocer las tiendas que se han visitado, los productos por los que se ha mostrado interés, el número de veces que se entra a un determinado artículo, cuándo han realizado su última compra, sentimiento hacia la marca, etc. Esto permite a las marcas hacer estrategias basándose en los datos obtenidos y personalizar la experiencia del consumidor a través de recomendaciones, mejorando la eficiencia y los resultados.

  1. El Big Data y la salud:

Desde partes médicos donde, a través del registro de datos, se puede mejorar el seguimiento de los pacientes, hasta aplicaciones que se pueden utilizar de manera personal para registrar datos relativos a la salud (deporte, sueño, alimentación…).

Estos son solo algunos ejemplos ya que, como hemos mencionado, en la actualidad lo podemos encontrar en prácticamente todas las situaciones. Una de sus principales labores es convertir todos esos datos en información útil y valiosa para mejorar la toma de decisiones.

Detrás de cada clic que hacemos en los dispositivos desvelamos mucha información sobre nosotros (gustos, intereses, tendencias de compras, etc.), este análisis de datos permite conocer muy bien a los consumidores y adelantarse a sus necesidades, además, hace posible detectar nuevas oportunidades y tendencias del mercado. El gran reto del Big Data es unir todos esos datos y agregarles valor.

Esta disciplina ha llegado para quedarse, su evolución será constante y desempeñará un papel importantísimo en nuestro futuro.

Deja un comentario